Confirman un agujero en la capa de ozono en el Ártico

Ahora, la Agencia Espacial Europea ha confirmado la existencia de un agujero en la capa de ozono sobre el Ártico. Su extensión es de aproximadamente un millón de metros cuadrados.
No obstante no ser la primera vez que aparece un agujero en la capa de ozono en el polo norte, los científicos informan que el tamaño y la duración es mayor que en otros momentos.
Durante los meses de invierno, cuando las temperaturas suelen ser extremadamente frías, ambos polos sufren un agotamiento del ozono. Para que se forme un agujero de ozono se deben alcanzar temperaturas por debajo de −80 °C, luz solar, campos de viento y sustancias como los clorofluorocarbonos (CFC).
Normalmente el descenso en el Ártico tiende a ser menor que en la Antártida porqué las temperaturas no alcanzan niveles tan extremos. No obstante, este año unos potentes vientos alrededor del polo norte atraparon aire frío en lo que se conoce como un “vórtice polar”: un ciclón de vientos estratosféricos. Según la ESA, a finales del invierno polar, con los primeros rayos de sol sobre el polo norte comenzó este inusual descenso del ozono y se formó el agujero. Aun así, su tamaño es pequeño en comparación con el que suele observarse en el hemisferio sur.

Fuente: Con información de La Vanguardia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *