Consejos para cuidar a tu mascota de la pirotecnia en Navidad y Año Nuevo

El veterinario de ‘Sparta k9 Center Perú’ y expositor de la feria “Mágica Expo Navidad”, Carlos Aparicio, da algunos tips para aliviar el stress de nuestros engreídos con sencillas técnicas que pueden ir aplicándose desde hoy.
“Debemos tener en casa un lugar seguro y cómodo donde podemos trabajar a diario la sensibilización y ambientación a estos sonidos de forma gradual. Se tiene que estimular el sonido auditivo desagradable con algo agradable. Se puede trabajar la tolerancia al sonido fuerte ofreciéndoles comida de inmediato, de esta manera ellos controlarán su estrés de forma adecuada”, manifestó Carlos Aparicio.
Tres de cada diez canes con temor al ruido sienten la llegada del estruendo que les provoca pavor. “El 30 % de los perros es capaz de anticipar que en su entorno van a producirse estruendos a los que padecen fobia, como petardos o ruidos de fiestas, y expresan su angustia incluso antes de oírlos con temblores y tendencia a huir del lugar donde están”, señala el especialista.
PASOS A SEGUIR PARA AYUDAR A NUESTRAS MASCOTAS
Paso 1. Crear una zona de seguridad en casa. El lugar servirá para que nuestra mascota pueda esconderse mientras dura el ruido. “El refugio debe ser de dimensiones reducidas y oscuro”, dice el veterinario. Puede ser el kennel canino o una sencilla caja de cartón.
Paso 2. La entrada al kennel debe quedar libre e incluso hay que quitar la puerta, para no obstaculizarla. Se puede cubrir el refugio con una manta, que reduzca el impacto acústico. Dentro, hay que colocar la manta o cama habitual de la mascota.
Paso 3. ¿Dónde colocar el refugio? En la zona más tranquila de casa: mejor si la habitación es interior y se pueden cubrir las ventanas con mantas, para reducir el ruido.
Paso 4. Mantener la calma. Hay que estar tranquilos, nunca reñir al animalito ni acariciarlo en exceso si acude con señales de miedo, como temblores o gruñidos.
Paso 5. Compañía para la mascota. Se le puede acompañar cuando esté en la zona de seguridad o refugio creado, para tranquilizarlo.
Paso 6. No forzar la salida. No se debe hacer que la mascota salga de su refugio, aun cuando el ruido haya acabado. Es mejor mantener la calma e invitarlo a salir con comida o juegos.

Fuente: www.expreso.com.pe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *