El increíble animal que puede vivir hasta 17 días sin respirar

Hay especies de animales que tienen poderes que capan al entendimiento del ser humano. Por ejemplo, la medusa inmortal (Turritopsis nutricula) es el único ser considerado eterno. No obstante, una especie poca conocida es el seudoescorpión del norte (Wyochernes asiaticus). Este insecto puede sobrevivir bajo el agua, durante semanas, aparentemente sin respirar.
Hay más de 3.000 seudoescorpiones conocidos pero se sabe muy poco de ellos. e trata de una especie de arácnidos, estrechamente relacionados con las arañas y los escorpiones.
En concreto, este ejemplar, mide entre 2 y 2,5 mm y tiene unas pinzas muy largas, según la «BBC». Otra de sus características es que carecen de aguijón, por eso su nombre lleva el prefijo de «seudo», es decir, «falso».
El primer investigador que documentó a los seudoescorpiones del norte fue Christopher Buddle, de la Universidad McGill en Canadá en 2015. Su grupo de investigación de campo los descubrió casi por accidente.
Todos ellos estaban trabajando en otro proyecto cuando pasaron por la carretera Dempster justo al sur del Círculo Polar Ártico. Allí Buddle vio la señal de Sheep Creek (Arroyo de Ovejas) que le recordó a un artículo sobre los seudosescorpiones del norte. «Así que frené de golpe», dice, y dirigió a su equipo a las costas rocosas del arroyo. «Buscamos debajo de las piedras, y estaban allí».
Tras este descubrimiento dejaron a un lado el anterior trabajo y se dedicaron a estudiar a estos invertebrados. No obstante, el análisis fue complicado porque viven en lugares rocosos al lado de los arroyos y ríos que se inundan cada primavera a raíz del deshielo de la zona.
Finalmente, Buddle, junto con Brent Sinclair y Susan Anthony de la Universidad de Western Ontario, recolectó 200 muestras y se las llevó de vuelta a su laboratorio para estudiar su tolerancia al frío y la inmersión en agua.
«Creemos que son capaces de apagarse metabólicamente por debajo del agua, y pueden durar de esa manera un largo tiempo», sostiene el investigador, Christopher Buddle.
Prueba de inmersión en el agua
Los resultados, publicados en 2015, fueron esclarecedores. Los seudoescorpiones del norte evitan la congelación mediante la reducción del punto de congelamiento de sus cuerpos un proceso llamado superenfriamiento. Así que pueden soportar temperaturas de hasta -7 ºC. Sin embargo, hay otras especies que aguantan temperaturas de -20 ºC como los colémbolos antárticos.
La prueba a la que sometieron a estos animales para conocer cuánto tiempo aguataban con vida fue sumergirlos en agua Después de 17 días, la mitad de los seudoescorpiones del norte seguía con vida. «Es tremendo», dice Buddle.
Los seudoescorpiones no mostraron signos de respiración plastrón, unas estructuras similares a las branquias de los peces. De hecho, en una prueba, el equipo incluso eliminó todo el oxígeno del agua, y aún este factor no afectó los resultados. De modo que, no se sabe de dónde proceden estos «poderes», pero se baraja la posibilidad de que desactiven muchas de sus funciones corporales.
«Creemos que son capaces de apagarse metabólicamente por debajo del agua, y pueden durar de esa manera un largo tiempo», dice Buddle.
Si se descubre la razón, podría aplicarse a la conservación de los órganos utilizados en los trasplantes.

Fuente: ABC.ES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *