El tardígrado resistirá en la Tierra hasta que el Sol deje de brillar

El nuevo estudio publicado en Scientific Reports ha demostrado que estas diminutas criaturas sobrevivirán al riesgo de extinción de todas las catástrofes astrofísicas hasta alcanzar una esperanza de supervivencia de 10.000 millones de años, mucho más que la raza humana.
Aunque se ha prestado mucha atención al impacto cataclísmico que un evento astrofísico tendría en la vida humana, muy poco se ha publicado sobre lo que se necesitaría para matar el tardígrado y acabar con la vida en este planeta.
La investigación implica que la vida en la Tierra en general, se extenderá mientras el Sol sigue brillando. También revela que una vez que la vida emerge, es sorprendentemente resistente y difícil de destruir, abriendo la posibilidad de la vida en otros planetas.
Los tardigrados son la forma de vida más dura y resistente de la Tierra, capaces de sobrevivir hasta 30 años sin alimentos ni agua, y soportar temperaturas extremas de hasta 150 grados Celsius, el mar profundo e incluso el vacío congelado del espacio. El micro-animal que vive en el agua puede vivir hasta 60 años, y crecer hasta un tamaño máximo de 0,5 mm, por lo que es mejor visto bajo un microscopio.
Investigadores de las universidades de Oxford y Harvard han descubierto que estas formas de vida probablemente sobrevivirán a todas las calamidades astrofísicas, como un asteroide, ya que nunca serán lo suficientemente fuertes como para hacer hervir los océanos del mundo.
Se consideraron tres eventos potenciales como parte de su investigación, incluyendo grandes impactos de asteroides y estrellas en explosión en forma de supernovas o rayos gamma.
ASTEROIDES
Hay sólo una docena de asteroides conocidos y planetas enanos con masa suficiente para hacer hervir los océanos (2×1018 kg), estos incluyen (Vesta 2×1020 kg) y Plutón (1022 kg); sin embargo, ninguno de estos objetos se cruzará con la órbita de la Tierra y representará una amenaza para los tardígrados.
SUPERNOVA
Para hacer hervir los océanos, una estrella en explosión tendría que estar a 0,14 años luz de distancia. La estrella más cercana al Sol está a cuatro años luz de distancia y la probabilidad de que una estrella masiva explote lo suficientemente cerca de la Tierra para matar todas las formas de vida en ella, dentro de la vida del Sol, es insignificante.
RÁFAGAS DE RAYOS GAMMA
Las ráfagas de rayos gamma son más brillantes y más raras que las supernovas. Al igual que las supernovas, las explosiones de rayos gamma están demasiado lejos de la Tierra para ser consideradas una amenaza viable. Para poder hervir los océanos del mundo, la ráfaga tendría que estar a no más de 40 años luz de distancia, y la probabilidad de un estallido que ocurra tan cerca es de nuevo, menor.
Rafael Alves Batista, co-autor y asociado de investigación post-doctoral en el Departamento de Física de la Universidad de Oxford, dijo en un comunicado: “Sin nuestra tecnología que nos protege, el ser humano es una especie muy sensible. Pero hay muchas especies más resistentes en la Tierra. La vida en este planeta puede continuar mucho tiempo después de que los seres humanos se hayan ido.
“Los tardígrados están cerca de lo indestructible en la Tierra, pero es posible que haya otros ejemplos de especies resilientes en otras partes del Universo. En este contexto, hay un caso real para buscar la vida en Marte y en otras áreas del sistema solar. En general, si los tardígrados son las especies más resistentes de la Tierra, ¿quién sabe qué más hay ahí fuera?”.

Fuente: http://www.cuatro.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *