Riesgos para la salud del calentamiento global

El calentamiento global está provocando cambios devastadores en el medio ambiente que, inevitablemente, causarán efectos nocivos en la salud de las personas a nivel mundial, tal como han alertado los expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
“Los efectos del cambio climático son de alcance mundial y de una escala sin precedentes. Si no se toman medidas drásticas desde hoy, será más difícil y costoso adaptarse a estos efectos en el futuro”, ha alertado la Organización de las Naciones Unidas (ONU).
Por lo que este factor impactará de forma contundente en la salud de las personas y las tasas de mortalidad a nivel mundial, especialmente en las naciones con deficientes infraestructuras sanitarias, como la mayoría de los países en desarrollo.
Según las cifras de la OMS, se calcula que entre 2030 y 2050 ocurran unas 250,000 muertes cada año debido a enfermedades directamente relacionadas con el calentamiento global. De ahora a 2030, tendrán un costo económico que puede llegar a los 4,000 millones de dólares.
La organización afirma que, en los últimos 130 años, el mundo se ha calentado 0.85 grados centígrados y que, en los últimos 30 años, cada década ha sido más calurosa que cualquiera de la que se tenga registro desde 1850.
Aunque esto podría tener un efecto positivo, como una menor mortalidad y mayor producción de alimentos en las zonas templadas y con inviernos crudos, la realidad es que afectará de forma muy negativa a nivel global.
Debido a que este fenómeno influirá en la sociedad y el medio ambiente, también perjudicará aspectos determinantes como el aire limpio, el agua potable, la producción de alimentos y la vivienda segura. Así que estas son las afecciones que podrían prosperar:
1. Enfermedades del corazón
Los expertos prevén que haya un aumento en las muertes causadas por las enfermedades cardiovasculares, sobre todo, en los adultos mayores. Esto se deberá principalmente al calor extremo provocado por las altas temperaturas del aire.
Sumado a ello, un aumento en los niveles de ozono y contaminantes también agravarán este tipo de afecciones. La OMS cita como ejemplo, el verano de 2003, que en Europa causó un incremento en la mortalidad con 70,000 defunciones por esta causa.
Entre las enfermedades de este tipo con mayor crecimiento están la cardiopatía isquémica, el accidente cerebrovascular y el infarto al corazón, el cual puedes ayudar a prevenir con simples acciones como vigilar la presión arterial y evitar fumar.
2. Infecciones
Otras condiciones climáticas provocadas por el calentamiento global, como la intensificación de los periodos de sequía y el aumento en las lluvias, también tendrán efectos devastadores en la salud, con la proliferación de infecciones de distintos tipos.
La intensificación de la sequías en algunas regiones aumentará la escacez de agua dulce, lo que puede poner en peligro la higiene y aumentar las infecciones diarréicas, que cada año provocan la muerte de aproximadamente 760,000 niños menores de cinco años.
Por otro lado, con el aumento extremo de las lluvias también puede que se contaminen las fuentes de agua dulce y se incrementen los riesgos de padecer enfermedades trasmitidas por mosquitos, como el dengue y el virus del zika.
El calentamiento de las aguas también puede hacer que proliferen peligrosas bacterias carnívoras como el vibrio, de acuerdo con los expertos. Esta bacteria ya ha cobrado numerosas víctimas en las últimas semanas.
Ese fue el caso de un joven en Maryland que contrajo la bacteria en las playas de Ocean City. Un caso más crítico aún es el de Gary Evans, quien murió a causa de la bacteria, aunque nunca entró al agua. En sólo seis días, la infección invadió todo su cuerpo.
3. Enfermedades respiratorias
Por supuesto, la mala calidad del aire también influirá en la salud respiratoria de las personas, aún más de lo que ya lo ha hecho en los últimos años, y está considerada como el riesgo ambiental para la salud más importante.
La organización estima que en 2012 al menos siete millones de personas, lo que equivale a una de cada ocho muertes en el mundo ese año, fallecieron a consecuencia de la exposición a la contaminación atmosférica.
Las enfermedades respiratorias que afectarán a más personas serán el asma, debido al aumento de los alérgenos con el calor extremo; la neumopatía obstructiva crónica y la infección aguda de las vías respiratorias inferiores en los niños.
4. Cáncer
Por si fuera poco, la OMS además ha advertido sobre el hecho de que la contaminación en la atmósfera también puede provocar cáncer de pulmón, siendo las personas mayores los más vulnerables a esta enfermedad.
Así mismo, con el debilitamiento de la capa de ozono, debido a los gases invernadero y el calentamiento global, hay un aumento en la radiación que la tierra recibe del sol, lo que podría ser muy peligroso para la vida humana.
Posiblemente, ello explique el incremento en las tasas de los casos que cáncer de piel durante los últimos 30 años, que han crecido hasta un 800%, según la Academia Americana de Dermatología. Y que cada vez haya más casos raros como el de Gibson Miller, quien desarrolló esta enfermedad a partir de una mancha diminuta.
Es por estas importantes razones que la ONU ha hecho un enérgico llamado a los gobiernos y a la población de todas las naciones a que tomen las medidas a su alcance para frenar el cambio climático y revertir sus efectos antes de que sea demasiado tarde.

Fuente: www.telemundo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *