Adoptó al perro que nadie quería porque tiene la cara torcida

Brodie fue atacado por su madre cuando sólo tenía 13 días de vida. El increíble maltrato lo dejó con severas deformaciones faciales y craneales. Pero a sus nuevos padres adoptivos no les importó: se enamoraron del perro que tiene la cara torcida en el momento en que lo vieron.
Fue “amor a primera vista”, dice Amanda Richter, de 30 años, y su novio Brad Ames, de 23, que visitaron a Brodie en Alberta, en la perrera canadiense Old MacDonald Kennels y lo llevaron a su casa el mismo día.
“Lo conocimos, lo llevamos a pasear y pasamos unas horas con él y terminamos trayéndolo a casa el mismo”, dice Richter a SWNS.
El pobre perro nació en un refugio y quedó deforme después de que su madre le mordiera la cabeza cuando era un cachorro. Como resultado, su mandíbula se fusionó mientras crecía. El desarrollo de un lado de su cara se atrofió, lo que dejó a Brodie parcialmente ciego en un ojo. A pesar de sus desafíos, el refugio recibió solicitudes de adopción para Brodie.
Pero una vez que fue dado en adopción, el dueño anterior lo devolvió al refugio después de sólo cinco meses, quejándose de que el perro era “demasiado hiperactivo”.
“Definitivamente es hiperactivo”, concuerda Richter, “pero es tan inteligente”. Su cerebro está perfectamente bien y aprende trucos en 10 minutos, lo que me dice que es un chico inteligente”.
“El dueño anterior era el que tenía algo malo”, dice ella. “Brodie sólo necesitaba paciencia, mejora cada semana”. Es tan bueno que la pareja espera poder entrenarlo algún día como perro de asistencia “para que pueda ayudar a otras personas con discapacidades”, dice Richter.
Por ahora, Brodie sólo está disfrutando de la vida con sus cariñosos nuevos padres. “Cuando vamos al parque, todo el mundo se da cuenta de que es el cachorro más feliz allí y sólo quiere jugar y correr”, dice Richter. “Nno tiene ni idea de que se ve diferente”.

Fuente: NYPost – www.clarín.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.