Una ciudad china prohibió el consumo de animales silvestres

Shenzhen, ubicado al sur de China, prohibió el consumo de animales silvestres, incluyendo en la norma gatos y perros, con el objetivo de evitar futuras pandemias.
En esta ciudad se estima que comenzó a propagarse, en 2002 y 2003, el SARS (síndrome respiratorio agudo grave), a raíz del consumo de animales silvestres.
Si bien el gobierno central prohibió el comercio y consumo temporal de estos animales, esta localidad lo hizo de manera permanente, imponiendo multas de un mínimo de 21.400 dólares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *